Escribir Un Microrrelato

Hoy te traigo los mejores consejos para escribir un microrrelato, si sigues estas claves el triunfo está asegurado.

¿Cuáles son las 5 claves?

  • Ser breve. Tal y como lo indica su nombre, el microrrelato exige de una brevedad mucho mayor que la de un cuento.
  • Relata una situación
  • Usa sin olvidarte la Elipsis
  • Juega siempre con las palabras
  • Utiliza un buen título

¿Qué es un Microrrelato?

Son historias resumidas en uno o dos versos que abren nuevas puertas a la literatura jugando con la imaginación del lector. También con una estética que trata de inspirar un cierto misterio, pero, ante todo, provocar cierto impacto. Si, además, sabes aplicar correctamente los tips para escribir un Miocrorrelato, estoy seguro que el triunfo para lo que hagas está asegurado.

¿Cómo ser breve?

El Microrrelato exige de una brevedad muchísimo mas mayor que la de un cuento. Aunque las dimensiones del genero se han vuelto algo subjetivas con el tiempo (con historias que abarcan varios párrafos), la naturaleza del Microrrelato consiste en contar una gran historia con el menor número de palabras posible.

¿Cómo relatar una situación?

La novela se caracteriza por prolongar una idea y complementarla con otros subtramas, mientras que el cuento recrea una situación concreta. Si la novela cuenta la larga vida de un niño que quiere ser astronauta hasta llegar a la Luna, el cuento abarcará el momento en el que éste llega, o aquel en que se decidió a volar a las estrellas. El microcuento cumple la misma función del cuento, pero con menos palabras aún. Se trata de relatar una situación sin ser tan explícito.

La Elipisis

La elipsis es una figura retórica que consiste en omitir palabras de un escrito que, de por sí, se sobreentienden. Una aliada esencial a la hora de condensar una historia de mayor profundidad en unos pocos versos. El microrrelato se vale de la sutileza, de mantener cierto misterio mediante una narración en la que se resume la esencia de esa historia pasando directamente al clímax de la misma. Por ejemplo, si dos personajes llevan toda una vida volviendo y rompiendo para finalmente darse cuenta de que se quieren, bastará con un “Tras tanto atar y desatar, el nudo se hizo más fuerte”. Sería un buen ejemplo.

Jugar con las palabras

Puede que busques escribir un relato sobre el rencor y te cueste encontrar las palabras de esa historia que lo resuma. Por ese motivo, o al menos en mi caso, se me ocurre una imagen, una que inspira el resto del contenido por sí solo: ¿qué emoción te inspira esa imagen? ¿qué historia encierra? Otras veces, una palabra puede ser suficiente para atraer a esas otras mediante las que construir el escrito. Por ejemplo, “luz” atrae palabras como “luciérnagas”, “oscuridad”, “sol”… Juega con todas ellas, porque ante todo, el microrrelato siempre agradece las metáforas.

Escoger un buen titulo

Aquí te dejo un breve ejemplo.

“Toque de queda, de Omar Lara

—Quédate, le dije.

Y la toqué.

Encontrar el título perfecto para nuestra obra muchas veces nos llevó incluso más tiempo que escribir el propio microcuento. Sin embargo, muchas veces el título puede perfeccionar a esa historia aportando más valor o, incluso, completando el sentido de la misma. Para ejemplos, el maravilloso “Toque de queda”.

Aprovecho para dejaros un listado de los nueve Mejores Microrrelatos, que estoy seguro os gustaran muchísimo, tanto como a mí.

El dinosaurio, de Augusto Monterroso

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.

Calidad y Cantidad, de Alejandro Jodorowsky

No se enamoró de ella, sino de su sombra. La iba a visitar al alba, cuando su amada era más larga

Un sueño, de Jorge Luis Borges

En un desierto lugar del Irán hay una no muy alta torre de piedra, sin puerta ni

ventana. En la única habitación (cuyo piso es de tierra y que tiene la forma de círculo) hay una mesa de maderas y un banco. En esa celda circular, un hombre que se parece a mí escribe en caracteres que no comprendo un largo poema sobre un hombre que en otra celda circular escribe un poema sobre un hombre que en otra celda circular…El proceso no tiene fin y nadie podrá leer lo que los prisioneros escriben.

Amor 77, de Julio Cortázar

Y después de hacer todo lo que hacen se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se visten, y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son.

La carta, de Luis Mateo Díez

Todas las mañanas llego a la oficina, me siento, enciendo la lámpara, abro el portafolios y, antes de comenzar la tarea diaria, escribo una línea en la larga carta donde, desde hace catorce años, explico minuciosamente las razones de mi suicidio.

Toque de queda, de Omar Lara

—Quédate, le dije.

Y la toqué.

Cubo y pala, de Carmela Greciet

Con los soles de finales de marzo mamá se animó a bajar de los altillos las maletas con ropa de verano. Sacó camisetas, gorras, shorts, sandalias…, y aferrado a su cubo y su pala, también sacó a mi hermano pequeño, Jaime, que se nos había olvidado.

Llovió todo abril y todo mayo.

Fantasma, de Patricia Esteban Erlés

El hombre que amé se ha convertido en fantasma. Me gusta ponerle mucho suavizante, plancharlo al vapor y usarlo como sábana bajera las noches que tengo una cita prometedora.

La dicha de vivir, de Leopoldo Lugones

Poco antes de la oración del huerto, un hombre tristísimo que había ido a ver a Jesús conversaba con Felipe, mientras concluía de orar el Maestro.

  • Yo soy el resucitado de Naim –dijo el hombre–. Antes de mi muerte, me regocijaba con el vino, holgaba con las mujeres, festejaba con mis amigos, prodigaba joyas y me recreaba en la música. Hijo único, la fortuna de mi madre viuda era mía tan solo. Ahora nada de eso puedo; mi vida es un páramo. ¿A qué debo atribuirlo?
  • Es que cuando el Maestro resucita a alguno, asume todos sus pecados -respondió el Apóstol-. Es como si aquél volviera a nacer en la pureza del párvulo…
  • Así lo creía y por eso vengo.
  • ¿Qué podrías pedirle, habiéndote devuelto la vida?
  • Que me devuelva mis pecados –suspiró el hombre.

Conclusión

Si te gusta escribir solo tienes que aprender estos Tips y lanzarte, los Microrrelatos son muy fáciles de escribir. La nueva era del libro.  En la actualidad son libros, que tienen números muy positivos en sus ventas y esto perdurara durante mucho tiempo.

Ir arriba