LA INSPIRACIÓN: ACÁ Y ALLÁ

Desde el ruido de un vagón al silencio del mar

Hoy os voy a contar un secreto acerca de dónde me encuentro cuando escribo. Mis lugares favoritos para encontrar esa inspiración que todo escritor necesita. Es obvio que en mi casa tengo mi pequeño despacho con mi portátil. Y acompañado de un buen café y mi perro, me puedo pasar horas. Sin embargo, aquí os dejo otros lugares menos habituales donde pienso y escribo.

Un parque: 

rodeados de naturaleza, verde, y algunos animales, este espacio es muy relajante para escribir. Puedes sentarte en un banco, y también en el suelo. Yo lo prefiero. Apoyado en un árbol, y si es cerca de un lago o fuente mejor. Y como no, acompañado de mi fiel perro.

Sobre ruedas: 

confieso que me encanta viajar en transporte público. Muchos fines de semana lo hago para visitar a la familia. Y confieso que no me gusta conducir. Así que prefiero un autobús o un tren cómodo, mirar por la ventana y pensar en mi nueva trama.

Estaciones: 

la espera no desespera. Este lugar está muy ligado con el anterior. Y en las estaciones siempre hay gente, historias y todo transcurre muy deprisa.

Playa: 

me encanta la playa. Es un lugar maravilloso al aire libre. El verano no es la mejor estación para escribir. El calor y la cantidad de gente ralentiza mis pensamientos. Por lo tanto, me gusta acercarme en otoño y primavera, dejar la toalla en la arena y empezar a pensar mientras aprecio las olas del mar.

Campo: 

de vez en cuando, me gusta alejarme unos días de la ciudad y me marcho a una pequeña casa de campo que tienen unos familiares. La tranquilidad y el silencio me ayudan mucho a relajarme y escribir sobre mis personajes.

Conclusión

Es verdad que uno no sabe cuándo le entra la inspiración. Cuando aparece, lo mejor es sacar mi libreta y mi bolígrafo, que me acompañan a todos los lugares, y ponerme a escribir. Estos son algunos de mis lugares. Igual te sirven de inspiración para tu labor. Pero, dime, ¿cuál es tu lugar perfecto?

 

Ir arriba